Macbeth

Sólo era cuestión de tiempo que alguien versionara a William Shakespeare con la estética arrolladora de Juego de Tronos. Porque qué es, en el fondo, Juego de Tronos, sino un enredo muy shakesperiano de reyes y espadas, familias y honores, en una tierra brumosa de los Siete Reinos que se parece sospechosamente al mapa de Gran Bretaña.



    Los textos de William Shakespeare -o de quien los firmara con su nombre- siguen de rabiosa actualidad porque describen pasiones eternas, y personajes arquetípicos, y en cuatro siglos nada ha cambiado en la evolución de los homínidos, que seguiremos con los mismos defectos y las mismas virtudes hasta que las ranas críen pelo, en otra evolución paralela y lentísima. Todos los días, en el periódico, viene algún señor Macbeth cometiendo tropelías porque la señora Macbeth, allá en el dormitorio, le ha prometido noches de blanco satén si traicionaba al amigo o se pasaba la ética por el forro. Detrás de un gran hombre suele haber una gran mujer, dicen, y detrás de cada chorizo o de cada mentiroso suele haber, también, una pájara de mucho cuidado que sueña con un chalet en la playa o con una universidad americana para el hijo tonto. El matrimonio Macbeth está muy presente en la alta política, y en las altas finanzas, y hasta dicen que el mismísimo Caudillo vivía malmetido por doña Carmen, la lady Macbeth de  El Pardo, porque él, Paquito, dejado a su libre albedrío, se hubiera quedado tan feliz en la cabila, compadreando con los legionarios y disparando a los moros de vez en cuando, por matar el gusanillo patriótico y echar unas risas en el cuartel.



    Qué decir, entonces, de esta nueva versión de Macbeth, que es a lo que yo venía. Pues que hay hostias como panes, y muertos a gogó, y extrañas imágenes que son muy hermosas de ver, lo mismo en el remanso de la paz que en la salvajada de la guerra. Y que sale Marion Cotillard haciendo de lady Macbeth, y que yo, por una mujer así, como el bueno de Fassbender, también cometería fechorías sin nombre. De las que luego, claro está, habría que arrepentirse con un mínimo de decencia, pero con el cuerpo ya muy bailado.



3 comentarios:

  1. Échate a los ojos "Haider" (2014, Vishal Bhardwaj( versión India de Hamlet, intenta conseguirla en no menos de 1080p para su mayor disfrute, la tienes en torrent, luego si eso te la compras, que sepas que leerte es todo un gustazo y que coincidimos bastante en agrados/desagrados cinéfilos, te meto en favoritos Ipso facto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estinmado -¿o estimada?- Jean: gracias por tus halagos, y por tus coincidencias. Ahora mismo me zambullo en la red para buscar esa recomendación tuya. Un saludo.

      Eliminar
  2. Un machote donde los haya, con pelo en pecho y con un coeficiente intelectual no muy superior al de un pez, no se puede tener todo.

    Que la disfrutes.

    saludos


    Un saludo

    ResponderEliminar

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com