Conversaciones con Woody Allen

Del libro de conversaciones de Woody Allen con Eric Lax:
             “Mi visión de la realidad es que siempre ha sido un lugar inhóspito donde estar [hace una pausa y deja escapar una leve risa], pero es el único lugar donde se puede encontrar comida china”.



   
     “De niño solía meterme en el cine para evadirme, a veces veía hasta doce o catorce films a la semana. De adulto he podido permitirme una vida en cierto modo regalada. Hago las películas que quiero hacer, y por lo tanto durante un año consigo vivir en ese mundo irreal lleno de hermosas mujeres, hombres ingeniosos, situaciones dramáticas, trajes de época, decorados y realidades manipuladas. Por no mencionar la música maravillosa y los lugares a los que tengo acceso. [Ríe] Ah, y a veces hasta consigues salir con alguna de las actrices. ¿Qué más se podría pedir? El cine me ha brindado un modo de evasión en la vida, pero al otro lado de la cámara, en lugar de hacerlo del lado del espectador. Resulta irónico que haga películas con fines de evasión, pero no es el público quien se evade, sino yo”.



Eric Lax: Un psiquiatra que le entrevistó escribió que había algo aniñado en su modo de ser. ¿Tiene sentido dicha afirmación? ¿Se ve como un niño?
Woody Allen: Entiendo que se me pueda ver infantil más que aniñado. [...] Puede que mi torpeza para las relaciones sociales me haga parecer inmaduro. Hay muchas cosas que me provocan fobia o ansiedad en general, como asistir a cenas y conocer a gente nueva, viajar y [ríe] la ducha. Siempre lo he pasado mal con las cosas más triviales de la vida. Puede que ese psiquiatra al que se refiere no ande tan desencaminado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com