Borgen (3)

Me gusta cada día más, el cinismo político que destila Borgen. Es un cinismo fino, estiloso, muy británico aunque sea danés, de sentencias que estos nórdicos sueltan sin inmutarse mientras hablan de otras cosas o sacan sus llaves del bolsillo. No hay músicas perversas, ni gestos histriónicos, que subrayen las líneas de diálogo.  Borgen es el día a día de la política danesa, y de cualquier país civilizado, y no necesitamos malos de pacotilla que frunzan el ceño para convencernos de su moral ambivalente. La política es fría y gris como los cielos de Copenhague.



       Por el Palacio de Christiansborg todavía no ha aparecido ningún político que carezca de dobleces, de intenciones calculadas y retorcidas. Ni siquiera la Primera Ministra, Birgitte Nyborg, que en el primer episodio era una pardilla de tomo y lomo, pero que ahora, a fuerza de recibir golpes bajos, en dos cursos acelerados de malas artes se ha convertido en una consumada artista del equilibrio moral.

            Con varias cervezas en el coleto, Michael Laugesen, el ficticio líder de los laboristas, se confiesa ante un asesor de campaña:
“Si hay que mearse en algo, es en esa ingenua noción de que el poder es del pueblo. Un grupo de gente privilegiada decide el destino de Dinamarca. Unos cuantos empresarios, periodistas y políticos. Mientras yo pertenezca a ese grupo, que lo llamen el poder del pueblo.



            La Primera Ministra, en su discurso de Navidad, se pone muy emotiva con el asunto de la ayuda económica que Dinamarca presta al Tercer Mundo, y que los partidos de derechas tanto le critican en el Parlamento. Habla de mortalidad infantil, de niños hambrientos, del deber moral de los países ricos... Al terminar, su marido felicita al redactor del discurso;
            -           ¿Escribiste tú el discurso?
            -           Sí.
            -           Creía que eras un cabrón cínico.
            -           Y lo soy. Pero su mujer me paga una fortuna por escribir estas mierdas emotivas. 


5 comentarios:

  1. Mil gracias. Si tardo en responder a las sugerencias de mis -escasísimos- lectores, es porque tengo mucha tarea pendiente. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora sólo te fatlta un post en profundidad de Christina Hendricks, puedes aprovechar que viene la última temp. de MadMen, y yo creo que la van a juntar con Don Draper (porque toda la serie no deja de ser una tensión sexual no resuelta light entre los dos)

      Eliminar
    2. Es que lo de Christina es mucho tomate. Mucha calabaza, mejor dicho. ¿Cómo hablar de la mujer, de la actriz, de la eficiente profesional, si uno no puede dejar de mirarle las tetas? Para hablar de Christina hay que hacer equilibrios entre lo políticamente correcto y lo directamente pornográfico. Todo un reto. Algún día.

      Eliminar
  2. Muy buena la serie, por lo menos como latina quedo más tranquila al comprobar que la mierda política se extiende por el ancho y largo del continente.
    Me gusta mucho el giro que está dando la primera ministra de la bobalicona del principio a llegar a se una arpía como todos, no lo definiría como equilibrio moral, ya que se pasa la comisión de investigación de su precesor por los mismísimos por mantener su culo y pactar con el diablo. Aunque sigue queriendo como justificarlo con moralinas y buenas acciones.
    Aunque menos mal que han dado este giro porque a las mujeres la serie las deja un poco, en fin, que en la Dinamarca del año 2015 todavía una mujer acuse a otra de llegar a la cima a base de polvos, sin entrar en si es cierta o no la acusación, alegando como único talento el follar bien, tiene bemoles el asunto.
    O que tu Diosa Vikinga necesite oír de su amante que la quiere y va abandonar a su mujer y a sus hijos, tela que es su amante nada mas una relación sexual entre adultos libre.
    Y por supuesto las frases políticamente incorrectas solo las pronuncian los hombres como las que tu has comentado o la de su esposo cuando le dice " pensé que esta noche me iba a hacer una mamada la primera ministro" y en cambio ella dice cosas como "nos seguiremos queriendo"
    A ver que nos deparan los próximos episodios.

    ResponderEliminar

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com