Freaks and Geeks. Diálogos

En el instituto McKinley de Freaks and Geeks, todos los alumnos huyen de Gordon Crisp, un chico con obesidad mórbida que siempre huele mal, y que parece desconocer el uso de la ducha. Sam Weir, a medio camino entre la intriga y la compasión, decide aprovechar las prácticas de laboratorio para lanzar un globo sonda.

Sam: ¿Qué desodorante usas?
Gordon: Ya sé que huelo mal, Sam.
Sam: ¿Qué? ¿De qué hablas?
Gordon: Puede que huela mal, pero no soy tonto.
Sam: ¿Qué es?
Gordon: Es una enfermedad. Se llama Trimethylaminuria. Es genético.
Sam: ¿Existe una cura?
Gordon: No todavía, pero las investigaciones van progresando.
Sam: Entonces... ¿vas a seguir oliendo mal el resto de tu vida?
Gordon: Sí, pero no me importa. A la gente amigable no le importa, y mantiene alejados a los estúpidos. Mi mamá dice que es un don.



            La pandilla del moco habla sobre su futura (que ellos desean que sea próxima) relación con las chicas del instituto.

Sam: ¿Así que tener novia va a ser así?  Es tu mejor amiga, es guapa, puedes decir y hacer lo que quieras delante de ella...
Neal:  Mi padre siempre dice que eso es lo que las mujeres quieren que pienses antes de casarte con ellas. Así es como te arrastran.
Bill: Es el tipo de mujer delante de la que te puedes tirar un pedo.
Sam:(sarcástico) Oh, sí, Bill, el amor es eso...
Bill: Lo es. No podrías enamorarte de alguien si no pudieses. Pensad en ello.
Neal:  Eso es cierto. Tienes que dormir con tu mujer todas las noches durante toda tu vida. Si no pudieses tirarte un pedo en la cama te pondrías físicamente enfermo.
Sam: Vamos, tíos, no puedo tirarme un pedo delante de una mujer.
Bill: ¿Y qué vas a hacer? ¿Vas a salir fuera cada vez que tengas que soltar uno? No ibas a dormir nunca.



            Cindy Sanders, la animadora que es el amor platónico de Sam Weir, no está, por supuesto, enamorada de él, sino del capitán del equipo de baloncesto, Todd Schellinger, un rubiales seguro de sí mismo, muy alto y muy guapo. La locura de todas las nenas. Sam echa espumarajos por la boca:

Sam: ¿Por qué le gusta a Cindy? Es un estúpido. Ni siquiera la trata bien.
Neal: Las animadoras deben salir con atletas. Es La Ley.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com