Lucky Louie. El polvo

Ahora son las mujeres, en el sexto episodio de Lucky Louie, las que conspiran para extraer rentabilidad a las debilidades de sus maridos. La hija de Kim y Louie pasará el fin de semana en casa de una amiga. El matrimonio, después de varios años de esclavitud parental, disfrutará de dos días libres que emplearán en follar mucho, y en reponer fuerzas cenando a la luz de las velas románticas.
Kim vive nerviosa los preparativos, y así se lo confiesa a su amiga en la cocina:

AMIGA: ¿Estas muy emocionada por el gran fin de semana?
KIM: Claro. ¿Solo Louie y yo juntos? Casi nunca podemos hacer esto.
AMIGA:  ¿Le horneaste un pastel?
KIM: Sí. Me gusta empezar con un pastel. Él está preparado para entrar por la puerta, quitarse los pantalones y follarme hasta el lunes. Pero el pastel... el pastel lo tienta. Y cuando acaba de comerse el pastel, sí, todo el pastel, entra en un coma por azúcar y entonces empezamos a hablar...
AMIGA: ¿Y el pobre bastardo al menos logra quitarse los pantalones?
KIM: ¡Ah, sí! Porque cuando hablamos, recordamos lo que nos gusta de cada uno, y volvemos a ser una pareja otra vez. Y es genial. Entonces todos nos quitamos los pantalones. Y a la mañana siguiente, empiezo de nuevo con tocino.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com