When you are strange

Todo el mundo miente. Ésa era la máxima infalible que guiaba al doctor Gregory House en sus decisiones, lo mismo en el hospital que en su vida personal. Tom DiCillo, que es un tipo muy listo, y que seguramente ha visto algún episodio de House, tiene muy en cuenta esta divisa a la hora de acercarse a la figura de Jim Morrison. When You’re Strange es un documental mondo y lirondo, sin entrevistas de ningún tipo. ¿De qué servirían las opiniones de los coetáneos? Gentes ya mayores, con los recuerdos confusos, o con las memorias enredadas, como nos pasa a todos cuando echamos la vista hacia atrás. Gentes, además, que muy probablemente conocieron a Jim Morrison fumándose un porro, o alucinando con un tripi, o meciéndose en las marejadas noctámbulas del alcohol. Gente que tendrá un pasado que defender, un mérito que apuntarse, un secreto fundamental que al final resultará ser una minucia sin importancia. Un enredo de egos y olvidos selectivos que nada aportaría a nuestro conocimiento de aquella movida. DiCillo se limita a enhebrar filmaciones y fotografías con la voz en off de Johnny Depp, didáctica y neutral, que ni alaba ni condena, que ni flipa ni maldice. Un regalo para el espectador, que ya no tiene que hacer el esfuerzo de separar el polvo de la paja. Sólo los documentos, y la narración de los hechos. Un trabajo modélico.
            


Leo, en la revista Cinemanía, esta bonita declaración de amor al cine de Léos Carax, director francés del que una vez vi Los amantes del Pont-Neuf y ya no quise volver a saber nada. Hasta hoy:
“Descubrí el cine con 16 años, y fue como descubrir mi país o, mejor, una isla, una isla hermosa, con un gran cementerio, y decidí quedarme a vivir en ella.”


No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com