Pura formalidad

En un impulso obsesivo e innecesario de completar la filmografía de Giuseppe Tornatore, que me había regalado Cinema Paradiso y Están todos bien en otras noches gloriosas del pasado, veo Una pura formalidad, muy avalada y jaleada en los foros de la cultura. Película kafkiana, a decir de todos, en adjetivo ya tan manido que casi da vergüenza poner aquí. Una pura formalidad es como el reverso checoslovaco de un chiste de Chiquito de la Calzada: uno que llega a una comisaría ignota y le dise al comisario anónimo: “ está la cosa muy mala, y además no sé muy bien quién soy”. Un supuesto enredo de identidades con final sorpresa que hasta un lerdo como yo, que se las traga todas dobladas, empezó a dilucidar hacia la mitad del drama. Y es que uno, por muy torpe que sea, ha visto ya mucho cine, en largas veladas donde la inteligencia ha ido cogiendo músculo y ensanchando los pulmones. 



Presumo, pues, que la obra de Tornatore ya está bien cubierta con las películas antes mencionadas, y con Malena, que sin estar a la altura de las otras dos, tiene a Mónica Bellucci en el papel estelar para compensar el bajón de categoría. Películas que hablan de Italia, y de los italianos, en las que Tornatore acierta con el tono y se le ve desenvuelto y armonizado con el paisaje. Aquí, en Una pura formalidad, aunque el pueblo ignoto que se intuye al fondo tiene pinta de ser siciliano, o calabrés, se le ve muy perdido. Quiere contarnos una historia más apropiada para David Lynch, o para el primer Shyamalan, y no le sale. De no contar con esos dos fulanos impagables que son Polanski y Depardieu, de jetas tan atípicas y registros ta inquietantes, me habría dormido del todo en el sofá, en esta noche bochornosa del verano que no tiene pinta de rendirse. Y digo del todo porque a ratos, en el estado semicomatoso de la conciencia, se me ha ido mezclando el aburrimiento de la película con el interés fantasioso de mis sueños, en una pasta psicodélica de narrativa, esta vez sí, con toda propiedad, muy kafkiana. Del mismo centro de Praga.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com