Azul oscuro casi negro

La tercera película del ciclo Películas Españolas que me jode no recordar es, de título casi tan largo, Azul oscuro casi negro. Mis archivos –qué pedante y pretencioso es esto de "mis archivos”- delatan que hace exactamente cuatro años y ocho meses que la vi, y que le otorgué un notable alto para conocimiento y utilidad de quien preguntara por mi opinión. ¿Y qué recordaba yo de esta película en la que sale Marta Etura desnuda, se lanzan diálogos ágiles y enjundiosos y actúan este par de actores, Antonio de la Torre y Quim Gutiérrez, que me convencen como pocas veces lo hacen los fingidores patrios? Pues sólo (y eso es lo chocante, pues es la parte más floja de la película) el personaje de Raúl Arévalo, atribulado en la homosexualidad patente de su padre y la homosexualidad latente de sí mismo. Un personaje secundario, pintoresco, que sólo estaba ahí para poner los chistes. Lo sustancial de Azul oscuro casi negro, lo que en esta película me provoca la admiración, la sonrisa, la pequeña tristeza que se encasquilla en la garganta, se había disuelto en la sangre que riega mi cerebro disfuncional. Puf. Nada. Cero. Y es que es falso, muy falso, aquello que afirmaba Goethe de que la memoria alcanza hasta donde alcanza el interés. Él vivió en un siglo exclusivo de libros, sin cines ni televisores, y nada sabía de los poderes malignos de la imagen. Mi interés por determinadas películas no se corresponde con la exactitud o la cantidad de sus rescoldos. A veces sucede justo lo contrario: imágenes de películas abominables se enquistan en capas muy retorcidas del cerebro, y no hay cirugía mental que las arranque de allí, fijadas al tejido como garrapatas que se van alimentando de otros recuerdos, los deseables y buenos. Como un mal día hicieron con Azul oscuro casi negro, nutritivo alimento con el que han ido engordando el recuerdo de bobadas como Misión imposible II, o El quinto elemento, que hay siguen, tan frescas en mi cabeza como el primer día, preservadas e íntegras como brazos incorruptos, tan peculiares e inútiles como ellos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com