24 Hour Party People

Alrededor de Tony Wilson (de cuya vida privada, en 24 Hour Party People, apenas se nos cuentan tres amoríos y sus cuernos correspondientes, porque él mismo es un personaje secundario dentro de su propia historia) alcanzaron la fama y se estrellaron contra el suelo los músicos drogados, los productores alcohólicos, los representantes codiciosos, los traficantes de éxtasis, las grupis despelotadas... Wilson, desde su programa marginal en Granada TV, que era como La edad de oro de Paloma Chamorro en la Segunda Cadena, fue el buen pastor de "La Movida Manchesteriana" que un día de 1976, en un garito de mala muerte al que acudieron cuatro visionarios y un par de curiosos, inauguraron los Sex Pistols en su primer concierto por aquellos andurriales postindustriales y predecadentes. 



    Tony Wilson se ganaba la vida haciendo reportajes idiotas para la televisión local, entrevistando al friki de turno, o al tonto del lugar, pero luego, por las noches, transformado en el Mr. Hyde de las gabardinas molonas y los cabellos engominados, se convertía en el factótum de la vanguardia musical que creció a los pechos rebeldes del punk y del afterpunk. Wilson presentaba el único programa de la tele donde tocaban los chicos malos y ruidosos; regentaba los locales nocturnos donde las bandas afinaban sus ritmos y convocaban a su grey; dirigía -manirrotamente, eso sí- el sello musical Factory Records, en el que los contratos se escribían con sangre (sic) pero luego todo el mundo se los pasaba por el forro.

    Si nos atenemos al guión de la película, Tony Wilson no ganó ni un duro con estas aventuras de evangelista musical. Él sólo estaba en el negocio para llevar la buena nueva de la música gamberra y fresca que nacía en el suburbio proletario. Un apóstol desinteresado de la Palabra. Es por eso, seguramente, que la película termina con una visita privada del mismísimo Dios a Tony Wilson. Un Dios que cansado ya de escuchar la músicas de las esferas que él mismo compuso en los primeros eones de la Creación, decide darse un garbeo por Manchester para ponerse al día de lo que se cocía en el pop-rock británico de los años benditos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com