Turistas en mi playa IV

Ha regresado a estas páginas el amante de Nikki, que sigue buscándola desnuda por internet. Ya le he dicho en varias ocasiones que se equivoca de número, que en este blog no vive ninguna Nikki, pero creo que este hombre está tonto, o sordo, o desesperadamente enamorado. Otros dos enamorados, o tal vez dos salidorros con la minga ya predispuesta para el masaje, han llamado a mi puerta para preguntar por "brie bella" y por "grecia castta", a las que no tengo el gusto de conocer, pero que deben de ser dos hembrazas de mucho relumbrón, sobre todo esta última, que tiene nombre prohibido de virgen vestal. Otro tipo, este ya pornógrafo sin discusión, ha tecleado "video porno de silvia y dani grisso", a los que tampoco conozco, y de los que ignoro qué extraño vínculo puede unirles a este blog. ¿Por qué caen aquí estos tipos del cazamariposas con forma de corazón, o con forma de glande? ¿Quién les aconseja? ¿Qué servidor redirige hacia mi diario sus búsquedas lascivas? Si algún informático está leyendo ahora mismo estas líneas, que hable ahora o calle para siempre.



Hay otros dos tipos que han visitado mi playa buscándome a mí, y no a mis escritos. El que escribió "fotos de gordos desagradables" tal vez pensaba que yo me autorretrataba en estas páginas, pero no en el sentido literario, sino en el gráfico, como un Van Gogh aburrido antes de la fama, publicando selfies de mis lorzas extendidas sobre un diván. Se equivocaba de medio a medio, este admirador secreto, aunque le agradezco su visita. Otro cerduelo de su misma estirpe llamó a mi puerta buscando "hombres gordos jóvenes penes", expresión confusa que tal vez  quiere insultarme y halagarme al mismo tiempo, si de "hombres gordos CON jóvenes penes" se tratara, pero que tal vez es la intención criminal de un pederasta verdadero, si se tratase de "hombres gordos BUSCAN jóvenes penes", que ya no sabe uno qué pensar, con este jaez barriobajero de los lectores que asoman por aquí .  





Sólo tres sexo-exploradores han llegado hasta aquí siguiendo la pista correcta de mis intenciones.. De ellos sólo uno ha encontrado la pepita de oro, el que escribió "emmanuelle beart desnuda", francesa inolvidable de la que en estas páginas se hizo una semblanza cinematográfica y antropológica, con desnudo artístico incluido. Otro explorador probó suerte con "colegialas con uniforme de paseo muestran las tetas", y aunque se fue sin premio de mis dominios, pues no es mi estilo mostrar desnudos en este blog de ínfulas literarias, sí que conectó con lo más profundo de mi psique, con mis deseos más inconfesables, que tal vez se plasman sin yo saberlo en las líneas que voy escribiendo. El tercer hombre -que podría ser mujer, por qué no- escribió un escueto y sentido "tetas bonitas de chicas" que me ha llegado al alma, porque este blog, aunque no las muestra, sí que habla mucho de tetas bonitas, más de las imaginadas que de las contempladas, eso sí. Estos días, sin ir más lejos, me están volviendo muy loco, muy obsesivo, las miniaturas que Kate Mara esconde bajo sus vestimentas de House of Cards. En eso soy como Jepp Gambardella buscando la gran belleza. La Grande Bellezza...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com