Los miserables

No he podido con Los miserables. Hacia la mitad del metraje me he quedado traspuesto, más noqueado que dormido, y al regresar de mi viaje he sentido que mis fuerzas flaqueaban, y que mi interés se diluía en el sopor persistente de la siesta. Cantan, y cantan, y vuelven a cantar, los franceses en el lío. Cantan incluso cuando están callados, porque estoy seguro de que hasta tararean los pensamientos. Los miserables es un experimento cansino, irritante, que no es una película musical porque no concede pausa para el diálogo, para la conversación civilizada. Si todo es arroz, no hay paella. Si todo es canción, no hay película. Los miserables es un videoclip barroco sobre la vida horrible y sucia del siglo XIX, donde la gente se moría de hambre o de cualquier cosa, y las mujeres preciosas como Anne Hathaway salían muy feas en las fotos. El colmo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com