Ocean's eleven

Hacía muchas semanas que mi hijo no pisaba este salón en el que vivo recluido. Hoy he logrado convencerle de que viera Ocean’s eleven a mi lado, pero en el empeño he tenido que echar mano de toda mi escasa y precaria labia. La película le ha gustado, claro está, porque la fórmula es infalible y los actores son unos tipos solventes de presencia imponente. Y aunque los tertulianos de ¡Qué grande es el cine! vomitan con sólo escuchar el título, yo tengo a Ocean’s eleven por un entretenimiento muy sano y meritorio. Es una película sin pretensiones que jamás quiso tenerlas. Nació para entretener, y para recaudar, como un divertimento de Mozart, como un cortometraje de Charles Chaplin.


De todos modos, he notado en Pitufo cierta incomodidad, cierto fastidio de estar perdiendo el tiempo allí sentado. Temo que la función semanal de los viernes se vaya convirtiendo, con sus ausencias no siempre bien explicadas, con sus posaderas adolescentes cada vez más inquietas, en una cita mensual, casi como de dentista, o de psiquiatra. Últimamente, cuando llega el fin de semana, se excusa con cualquier tontería, o se escuda detrás de un silencio impenetrable. Noto que prefiere invertir su tiempo en otras pantallas más sociables del ordenador o del teléfono. Vive en comunicación permanente con sus compañeros del colegio, o del fútbol, para decirse las tonterías y los chistezuelos propios de la edad. Para Pitufo, antes que las películas, está la realidad. Es un chico que no necesita refugios virtuales para olvidarse del mundo exterior. La vida le sobra y le basta. Pitufo se alimenta de ella cada mañana; la respira y la desayuna, a bocados, todo a pulmón. Si un aspecto de la realidad se le tuerce o se le vuelve esquivo, el ataca la vida por otro costado, como un tigre joven y voraz. Cuando vienen mal dadas no viene al salón a esconderse del mundo, como hacía yo a su edad. Como sigo haciendo todavía...





No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com