El niño de la bicicleta

Hoy, en involuntaria carambola cinéfila, he visto mi tercera película belga en apenas dos semanas, hecho insólito que como buen creyente en el psicoanálisis debo poner en cuarentena, y someter a cuidadoso estudio, como al alien que se coló en la nave de Prometheus. Si las casualidades no existen, ¿qué interés, qué motivación, que designio rocambolesco gobierna mi voluntad a la hora de elegir, como disfrazado de azar, tres películas belgas en tan corto plazo de tiempo? ¿Belgas, precisamente, en estos tiempos de zozobra donde nuestra vida económica –y con ella todas las demás vidas- pende de un hilo tejido en Bruselas? ¿Belgas, justamente ahora, que Gerard Depardieu –insolidario, jetudo, tragaldabas- sale en los telediarios porque se ha refugiado allí huyendo de la reforma fiscal francesa? ¿Belgas, curiosamente, ahora que mi señora se ha aficionado a desayunar unos gofres dietéticos de color caca que son el pasmo gastronómico de mi incredulidad? ¿Por qué ahora, en este momento de mi vida, en este momento del mundo, Bélgica?



 ¿Qué tienen en común Farinelli, Pánico en la granja y esta película de hoy, El  niño de la bicicleta, que es como todas las de los hermanos Dardenne, pero algo menos plasta, y con Cécile de France, mi Cécile, mi viejo amor del 2012, paseando su belleza cuarentona y su buen hacer de actriz veterana?  Nada, ciertamente. Estas películas se parecen lo mismo que un huevo a una castaña, o a una sandía de Almería. El esferismo ovoide, quizá. ¿Qué elemento subconsciente, letárgico, retorcido -libidinoso seguramente-, une las aventuras de un castrato, tres juguetes de plástico y un niño insoportable que se pasa la película  dando por el culo con su bicicleta y con sus ataques de ira? ¿Un deseo de regresar a la feliz infancia sin testosterona, quizá? ¿El deseo del no-deseo sexual, siempre insatisfecho? Es un des-razonamiento que tiene la lógica estúpida de los sueños, y de las asociaciones libres. Tan válido, pues, como cualquier otro. ¿Pero por qué, oh dioses del capricho, en Bélgica?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com