The Newsroom (o subtitulando las ametralladoras)

Veo el segundo episodio de The Newsroom y confieso que no me he enterado de gran cosa. Mi nivel medio de inglés me llega para saber, comparando la densidad de los diálogos con la brevedad del subtítulo, que me estoy dejando jirones de Aaron Sorkin en el empeño. Creo que en la tercera entrega pecaré gravemente contra el undécimo mandamiento, y me dejaré seducir por el lado tenebroso del doblaje. El subtítulo, aunque venga muy bendecido en el catecismo de la cinefilia, a veces es un lastre que impide sobrevolar las ficciones. No deja de ser un invento antinatural, alejado de nuestra relación intuitiva con las personas. Cuando es útil, te permite apreciar el trabajo vocal de los actores, que el doblaje al vernáculo siempre desprecia y esconde. Pero en este fastidio de The Newsroom, el subtítulo sólo es el resumen atropellado de las puyas y las respuestas, de los ingenios y las andanadas, y yo quiero zamparme esta serie de cabo a rabo, aunque Jeff Daniels y Emily Mortimer, nacido en lo más profundo de la Anglosajonia, hablen un castellano perfecto de la meseta superior. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com