Éxtasis

La quinta entrega de Mi Querido y Olvidado Cine Español es Éxtasis, trama macarril y delictiva que protagonizaban Javier Bardem y  Federico Luppi cuando el primero aún se curraba el estrellato y el segundo era el actor principal en cualquier produccion con pedigrí. No es mala película, Éxtasis, pero es la primera de este miniciclo absurdo que no lamento haber olvidado. Después de varias semanas de intentos infructuosos, mi memoria y yo hemos acabado besándonos en el sofá después de la película. Esta vez he entendido perfectamente su falta de interés. Éxtasis se ve, se disfruta y se disipa como una fugaz nube de verano. A uno le queda la presencia regia, mayestática, de estos dos monstruos de la pantalla, con esos jetos y esos acentos tan peculiares. Pero dentro de unos meses sólo recordaré que estaban allí,  no qué hacían allí. En el éxtasis de las pastillas, o de la pasión, no me he aclarado mucho.


       Lo que no acabo de perdonarla, porque a mi memoria la quiero, pero ya no la amo, es por qué no recordaba a Silvia Munt en esta película, que encima hace de mujer fatal, y sale desnudita para alborozo de sus admiradores. Ella es nuestra ibérica Kristin Scott Thomas, la mujer de labios de gominola y ojazos de felino. Silvia es uno de mis amores más sólidos y veteranos, para treinta años que vamos, desde que hizo de Colometa en La plaza del diamante y yo, tierno infante de apenas once añitos que ya se prendaba de las artistas, apunté su nombre en el cuaderno de tapas doradas que ese sí, de momento, ninguna desmemoria es capaz de robarme… 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

copyright © . all rights reserved. designed by Color and Code

grid layout coding by helpblogger.com